2.10.05


El artista y el político

(los extractos entre comillas pertenecen al libro "la bañera de ulises" de Emilio Garrido
editorial calamar)


Cuando el Constanza, barco rumano que realizó la travesía por la paz con cien marinos y ochenta artistas a bordo, arribó a Salónica, capital de Macedonia en el año 2003,Titos Patricios, un reconocido poeta griego habló sobre la guerra:

"Otra vez la guerra, otra vez los muertos y las catástrofes. Y, sobre todo, ese sentimiento de culpa que la sociedad nos adjudica a los poetas, a los artistas, a los escritores, a los pintores, cómo si fuéramos nosotros los responsables de lo que ocurre. El asunto es estar movilizado pero siendo conscientes de lo que está pasando.No vivamos entre fantasmas.Los fantasmas están bien para la literatura, porque son representación de la realidad,pero en lo cotidiano los fantasmas son catastróficos."

"Contagiados por ese espíritu ético" dice Emilio, Maya Colombo ( periodista nicaragüense) y el director de escena Claude Grinberg, escribieron un poema colectivo:

"en la plaza, Aristóteles suena con la luna pálida
y palpita sin pensar ni detener la oración.
Hay monedas de deseo sobre la mesa de plata.

Escupe en el agua y mira las ondas, dice uno.

Termina tu juego y vete, dice el otro.

Pero uno no acaba lo que jamás empezó

(Al menos hasta que la otra mitad se las pira)

Y la plaza sigue sola bajo la misma herida

Porque jugamos cuando imaginamos vivir

quizá somos soñados cuando nos creemos reales

pero somos reales sólo al beber unos tragos
Y vivimos de verdad cuando nos echan los dados."


La imagen que acompaña el texto es de un gobelino de alto lienzo de 80 x 171 cm realizado por Andrea Milde, "madre del pequeño Ulises", en 1996.
Se llama Turmsteiger.

2 comentarios:

jorge m. dijo...

Gobelino es como un tapiz?
Es increíble...parece pintado!
Jorge

aguacateconfresitas dijo...

realmente felicitaciones todo lo que hay en este blog es excelente!