4.10.05

¿GOBELINO O TAPIZ? Ya llegó la explicación de Andrea sobre esta cuestión.
Ahí va, con otro de sus gobelinos.



Detalle del Gobelino Las Marías, 1996-2001 160x420 cm

Efectivamente, podría decirse que los gobelinos son tapices, con el añadido
de que la denominación "gobelinos" hace una referencia clara a una
procedencia determinada, pues en un principio se denominaban así los tapices
hechos en una fábrica en las cercanías de Paris, que tomó ese nombre de su
primer director, en tiempos de Luis XIV, y a unas particularidades técnicas
que, sin entrar en detalles, determinan la realización de los cruzamientos
entre hilos de diferentes colores y la realización de sombras y
degradaciones para conseguir una sensación de tridimensionalidad. Además, la
urdimbre queda totalmente cubierta por la trama que construye la imágen. Y
el material que se utiliza es homogéneo respecto de su grosor para
garantizar la uniformidad del tejido.

¿Por qué utilizo esta denominación para mis obras? Por un lado, es mi
pequeño homenaje a la fuente de la que bebí, porque he aprendido la técnica
del arte de tejer en Francia, aunque no en Gobelino directamente, sino en
Aubusson. Por el otro lado, en castellano echaba de menos una equivalencia a
lo que significa en mi idioma materno, el alemán, la palabra "Bildteppich",
que significaría algo así como "tapiz pictórico". "Tapiz" me parece un
concepto demasiado amplio que abarca las más diversas técnicas, pues los
gobelinos sin duda son tapices, pero no todos los tapices son gobelinos. Y
en el uso de esta denominación yo quería manifestar mi compromiso con una
técnica concreta, antigua pero no anticuada - con sus ventajas y
desventajas. Así que veo mis "atrapatiempos" más próximos a una especie de
murales 'móviles' que a la escultura textil.


Andrea Milde


2 comentarios:

Mori dijo...

Uf, ¡qué preciosura! ¿Realmente esta mujer "teje" estas obras de arte? Quiero una. ¿De qué tamaño son? ¿Son caras? Me parecen ESPECTACULARES.

¿Viste que tenías que tener un blog?

danixa dijo...

Con tanto talento escondido realmente tenías razón, y hay mucho más!
gracias Mory!