9.3.06

chile















había perdido a dina en el bosque de la china.
ahora que la encontré me mandó esta foto.la posteo porque me devuelve recuerdos.nos la sacamos cuando llegamos a santiago de chile, 1994,para mostrar nuestros pinturas.

...yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada,
me detendré a llorar por los ausentes...



recuerdo a humberto nilo, el director de la universidad de arte,sus robinson crusoe, stop, y tantos otros proyectos de "mail art"que organizó y que le valieron su salida y su regreso a la uni.a muñoz, director del museo de arte contemporáneo,que se comía las tortillas de papas y el pulpo que preparaba valdi,tan divertido y capaz, a fernando gatica, que todavía conserva mis obras y que me cuenta ésto en una de sus cartas:

acabo de barrer y barrer hojas que se acumulan sobre el pasto,
otras quedan para ser caminadas,
es una casa chiquita con el invierno por fuera, que golpea
y cruza la puerta, que se pasa con un buen vino tinto con torrejas de
naranja y un tonel de pisco...Calera de Tango es un pueblito al sur de Santiago,
¡no! no tiene nada que ver con el baile arrabalero ."Lugar de cascadas" o algo así,
en voz indígena, un pueblo agrícola de tinajas, tejas, de iglesia vieja y
hornos aromáticos, lo que ha sido atropellado por nosotros los
allegados, los conquistadores, empuñando en esa garra enorme el látigo
verde contante y $onante, llena de condominios, de kilométricas casa
disfrazadas de "casa de campo" con tv cable y calefacción radiante,
parcelas que nos hacen sentirnos terratenientes de media hectárea,
todo sin la polvareda campesina, que ahora son jardineros, y sus mujeres
amansan el pan y sazonan empanadas para los turistas de fin de semana y
para estos hijos adoptados, de 4x4 y chanel 5. Yo, un buen vecino
"hereje" "mercanchifle", que llega huyendo de polución, atochamiento y
casas cortadas a máquina, quizás por esa impronta a fuego de mis
padres que hicieron el camino al revés, llegar a la ciudad a pata
pela, pero nunca salieron de su pueblo campesino, mi madre murió hace
dos años y esta enterrada en su sereno pueblo natal "Rengo" un
cementerio tranquilo con árboles inmensos de siglos, donde se ríen los
pájaros, a su sombra se juntan los abuelos, el cura, la prostituta, el
niño angelito, las Díaz y los Gálvez del otro lado del río, las cruces
en el suelo, flores de plástico el luto negro y la congoja de las
viudas, con la radio a pilas de los panteoneros que cavan a mano un
poco más profundo amontonando huesos, para hospedar más cristianos
camino al eterno...

fernando es para mí un escritorazo, como mi admirado chileno Sepúlveda,cuenta las cosas como dejándolas caer de su pensamiento y su mirada perdidos en el vaso de vino.

tanta gente hermosa de chile, chacarilla ( te acordás dina cómo nos tentamos corriendo a la "liebre"?)tanto pueblo culto,ñuñoa y el estadio donde asesinaron a tantos y a tantos de una generación que nunca más pudo hablar ni reír, pero que nutrió la tierra
en la que hoy un pinochet se queja de maltrato.el espejo donde nos mirábamos en un techo del paseo ese que tenía una canción, el palacio de la moneda y los recuerdos de un allende que terminó ahí su vida, pero que seguira dibujado en un afiche del dormitorio de mi hermano,donde con mis diez años leía:im memoriam...


4 comentarios:

dina dijo...

gracias Dianísima....

dina dijo...

gracias diana!

Anónimo dijo...

"...deseperada..." era la canción, que sonaba por todas partes, te acordas?, con la que nos identificabamos y nos reíamos tambien...simpre por suerte, de nosotras mismas, compartiendo todo tipo de "paquetes"...de aqui para allá....ja! Dianita!!!!

danixa dijo...

sí totalmente...
y creo que más allá de nuestra eterna condición de desesperadas, en esos momentos lo estábamos un poco más.
besos y mandame alguna pintura pa subir!