25.11.05




Y mientras los demás se intalan en la vida y toman los mejores
puestos y se reparten los mejores bocados, yo navego, navego.
¡Viento! ¿Dónde estás?
Porque el viento es lo único que tengo.
Los pensamientos me dan vueltas y rebotan y me abruman y a
veces me halagan, cuando no duelen.
Mis pensamientos son frases, palabras. imágenes, luces,
carcajadas
incoherentes que se ríen de mí
y me aseguran que estoy loco.

Tengo unos pensamientos redondos.
La vida es una constante fantasía. Solo la fantasía es vida,
el resto no es nada.
Vegetar, existir. Fantasía lo es todo.

Mi curiosidad es querer saber, querer imaginar,
querer penetrar en la meta
física de mi yo.
Curiosidad sexual. Tanteos cósmicos. "¡Hola Julio!" La tierra es redonda.
Navega. Navega.


¡qué belleza, por favor! No sé si a ustedes los conmueve tanto como a mí,
espero que sí, Francis Picabia arriba diciendo desde su collage del siglo pasado:
" la cabeza es redonda para que las ideas puedan cambiar de dirección",
un verdadero artista, genial como pocos, lúcido y visionario.
Y el otro maestro, Julio Villar, artista profundo del alma, conocedor de estrellas y
vientos, muchísimo más jóven que Picabia, pero ya en abril de 1968 cuando salió en su
ligero Mistral a recorrer los mares, solo y sin más conocimientos que sus ganas,
escribió lo de los pensamientos redondos.

Me recuerda a un grabador argentino, que tuve como profesor, Roberto Paez,
él hablaba de los días esféricos...
Decía: a esos días que no les falta ni les sobra nada, yo les llamo esféricos.
Y tenía razón.

Muchos años después conocí a un hombre,
al que le dedico lo de Julio, que cumple años mañana,
y es el padre de mi hijo, salud Valdi!
muchos años después que conocí al padre de mi hijo, conocí a otro hombre, , al que le dedico lo de Picabia, cumple años hoy,salud Antón!
lo de Villar se lo agradezco,
él fue el intermediario
entre Julio y yo.

Como siempre, lo que extracto de Villar es del libro, ¡Eh, petrel! de editorial juventud, BCN.

Espero que Enrique Celesia, otro navegante solitario que lee este hammam, lea ésto junto al amigo de Julio, y me manden retazos de sus cuadernos de bitácora.

Desde un día esférico, Diana.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Uf, eso de los pensamientos redondos y del viento y la cabeza redonda para que las ideas puedan cambiar de dirección ME ENCANTÓ. Qué bueno está tu blog, Diana. La foto de abajo es sensacional. y tan buenas como las líneas de Picabia y de Villar son las tuyas. Salud a Valdi, también.

Violeta

via lactea del norte dijo...

ay,con razon ese corazon sufre, los sagitarios son seres extraños,navegantes eternos en busca de quien sabe que,buena gente pero con los pies y la cabeza lejos de la tierra y del corazon de los que los aman.......

danixa dijo...

gracias violeta, gracias vía láctea.

Anónimo dijo...