12.2.06



Ayer fuimos a buscar al último integrante de la familia, Pelendor, cachorro de cuarenta días, estaba compartiendo un sucio y mojado armario viejo con sus siete hermanos, los otros cuatro ya se habían ido. Elegir a quién nos llevábamos me hizo recordar la bella y tristísima película la decisión de Sophie, con Meryl Stripp. A quién perdonarle la vida, a quién le doy comida, a quién dejo en el desamparo. Elegimos a uno, Baltasar lo tuvo en brazos, sí... es lindo, ¡éste!.. y de pronto veo a uno todo mojado como rata abandonada por el barco,que ni se movía de un rincón del susto que tenía, estaba temblando y era el más chiquito. Mi instinto maternal convenció a Baltasar de hacer un cambio. Y el otro? Ma si!!!... al final venía a llevarme a un perro no a enfrentarme a la mea culpa.
Desde ayer
entonces,olfatea nuestros rincones y duerme como un santo en cualquier lugar. Baltasar , en la foto hace notar que es macho. Queda presentado: Pelendor.

4 comentarios:

VIA LACTEA DEL NORTE dijo...

MUY LINDO EL NUEVO INTEGRANTE DEL CLAN, ¿YA LO BAÑASTE? ¿QUE LAVARROPAS TENES? .....BESOS ,(CUIDALO MUCHO,PORQUE HABLANDO DE PELICULAS ¿VISTE UNA QUE SE LLAMA FLUCKE? O ALGO ASI )

danixa dijo...

no,no la vi, es de miedo che?

VIA LACTEA DEL NORTE dijo...

NO ES MEDIO TIERNA Y TRISTE,DE UN HOMBRE QUE MUERE Y SE REENCARNE EN UN PERRO Y VUELVE A SU CASA CON SU MUJER Y SU HIJO....UN DRAMON,PERO QUIEN SABE ,A VECES LA VIDA ES TAN EXTRAÑA....

zmt81 dijo...

que rebonito es tu nuevo inquilino!!!!!!!!!

queremos que postee tambien: ábrele un blog!!! muaks