14.12.05


hace un tiempo, cuando decidí volver de España a mi tierra, Argentina, les mandé a todos mis amigos este escrito:







"la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida

es dejarse morir, sin más ni más,

sin que nadie le mate,

ni otras manos le acaben

sino las de la melancolía"


esta bella sentencia a la cual adhiero, suscribo, y proclamo

la dice Sancho Panza, casi al final del Quijote.


ayer al leer esto,
pensé en lo que a la mañana
una amiga belga,
me había dicho:
Vete a tu tierra, muje'!
si no vas' andá' como ió,
con el corazón partío
vaias dónde vayas!

y sentí, en esos momentos
que alguien se había apiadado de mí,
me había dado alas como el red bull
y me había sacado del fango mental
en que mi cabeza retozaba el último tiempo.


mi corazón,
mi corazón duele hace rato.

antes , en el medioevo, me hubieran dicho:
mal de amores,
(pero no a un hombre, ni a una mujer, no)
a un lugar.
ahora, la hija de la faraona,
lola flores para los que viven lejos de antena 5,
canta: -¡Ay pena ,penita ,peeeeenaaaaaaaaaaa!
y yo lloro,
cada vez que la escucho lloro,
y me parece que me lo canta a mí,
-¡peenaaa,peeenaaa, peenaaaaa!!!
repite baltasar como un eco,
y me mira a los ojos a ver si ya asoma el agua.


pues, eso, nada, quería compartir con todos ustedes,
mis amigos, y algún escondido enemigo
o desentendido entre ellos,
este pensamiento de sancho panza,

hace por lo menos 500 años que
la melancolía
mata.


Claro, hubo respuestas de todo tipo,sobre todo me di cuenta quién tenía ganas de verme y quién no.Después de casi tres meses y 12.000 km de distancia, recuerdo una respuesta preciosa, que quise subir ya hace mucho tiempo al blog, pero que hoy, quizá porque Baltasar se fue a Mar del Plata,y vuelvo a estar sola, la recuerdo .
Es de un amigo de Chile, el nombrado en mi "testamento" como el diseñador gráfico de l Museo de Arte contemporáneo de Santiago, mi querido Fernando Gatica.


Esta fue su respuesta cuando le anuncié mi vuelta:
Diana

Cuando leí tu correo corrí a mi biblioteca al recordar un poema de Pablo de Rokha (un poetazo, enemigo de Pablo Neruda), es de esos

duros y geniales y escribe sentenciando:

"De ti emerge la soledad, levantándose por encima de las montañas, la soledad que es un sudario raído y piojento."

y recomienda

"Si tiene mucha pena y poca plata,

O un vinito al vapor con limón en monedas

Pues también es muy rico el de sustancia puro, tomado con cigarros de hoja, paseándose por el corredor de los antepasados…"

"Y una gran mañana, con un sol jugoso como una sandia o una empanada o una paloma del cielo, o un asado o la boca de las vírgenes... nosotros partíamos…"

REGRESA

Vas a dejar no abandonar, trae todo el blanco, y el rojo, y el amarillo y las pintitas del negro y la suma de todos, llena la maleta, evade el sueño soñando, y trae tus manos para "ordenar un montón de estrellas que dejaste en desorden"

Desnudaremos unos vinos sagrados y brindaremos por los abismos y las naranjas, el pellejo de tu padre, y el mantel fusilado a empanadas, bien calientes, bien calduas, bien picantes.

saludos,
fernando gatica.


Esta maravilla, hoy la subo al blog, dedicada a todos los que debemos ordenar el montón de estrellas que dejamos en desorden.
Gracias Fer, muchísimas gracias.

7 comentarios:

DINOBAT dijo...

El corazón se parte en cualquier lugar del universo, es solo que en nuestra tierra sabemos como pegarlo de nuevo, buen blog!, saludos,


JD

danixa dijo...

que bueno lo que escribiste, te visité en tu blog, me encantaron tus relatos, desde hoy te recomiendo
beso

DINOBAT dijo...

Gracias por pasar por el blog!, y tus amables comentarios....saludos,


JD

Mori dijo...

Qué lindo post.

danixa dijo...

ey, bienvenida mori!

El-Gee dijo...

Gracias Fer.
tanbien io, en Portugal, disfruto con su sensibilidad..!

me encanta tu blog
*

Anónimo dijo...