24.12.05


Hoy me llegó una hermosa carta, de Andrea Milde, la tejedora de gobelinos y de sueños, la mamá de Ulises, para los que escuchamos la bañera.

Intenté por todos los medios, subirla, junto al dibujo de su hijita, Lea, unos tres reyes preciosos, pero las limitaciones del blog, a veces, como dice Mori Ponsowy, son tremendas. El papel es definitivamente superior, en estos casos.
asi pues que me tuve que conformar con subir sólo su carta, y que la imagen corra por cuenta de cada uno,
(Andrea, si podés mandarme los reyes de Lea en otro formato, los subo)
saludos a todos y a los que festejan la navidad, feliz noche buena!
ahí va,

Dado el salto al siglo 21, con escáner y conexión ADSL, por fin, y con el diseño hecho por Lea, te mandamos este saludo virtual (¡el signo de los tiempos!). Sin embargo, los deseos que acompañan a este Royal Trío en un archivo adjunto invisible son tan auténticos como antes de la revolución informática y vienen de todo corazón.


Esta carta debía tener otro olor, el de canela y de clavo, de jengibre y de nuez moscada, de Spekulatiusgewürz und Hagelzucker, de vainilla y de mazapán, de Hirschhornsalz und Pottasche. Si pudiera, te mandaría un paquetito de Weihnachtsplätzchen por el cable, pero para algunas cosas, la tecnología no sirve aún y tenemos que recurrir a la imaginación, así que tienes que cerrar los ojos y verás la bandeja recién salida del horno, llena de filas de montículos de una masa de marrón clarito, como un ejercito de olores y sabores navideños, oirás el taco que se me escapó al coger la bandeja caliente y quemarme la punta del dedo índice de la mano derecha (que ya está curado); verás como se cubren parcialmente de chocolate, los más atrevidos casi por completo, los más tímidos sólo por una esquinita pequeña; sentirás al andar todavía el crujido de las perlitas multicolores de azúcar que han preferido escaparse para rodar libremente por el suelo de toda la casa, como semillas de plantas transportadas por los animales por doquier, o la arena de la playa que se mete en cualquier pliego, en vez de terminar su vida útil en un abrazo de chocolate; y luego te tienes que imaginar lo más difícil: el primer mordisco en la primera galletita de Navidad, que a mí me es como un despertar de todos los recuerdos acumulados desde mi infancia, lo que siempre he llevado conmigo, lo que siempre me ha acompañado contra viento y marea, ……. Y por eso me gustaría poder compartirlo contigo.


Un beso muy fuerte y las mejores esencias para que el hammam siga siendo para los que lo leemos una fuente de tantas cosas como lo ha sido en estos meses. Y para ti, que sigas encontrando todo lo que estabas buscando.

Un beso muy, muy fuerte, buena ventura y muchas noches estrelladas, Andrea.

Bueno, el primer milagro de navidad!!! hoy 25 de diciembre pude gracias a la diligencia de Andrea y pensando en el entusiasmo de Lea, subir el REAL TRíO!
felicidades!
Diana


3 comentarios:

aguacateconfresitas dijo...

Gracias por compartir con nosotros tantos sabores y perfumes para el alma

danixa dijo...

gracias a Andrea, que nos transporta no sólo con sus telares sino con sus perfumes!
un beso Aguacate

Anónimo dijo...

Ese dibujo es una urdimbre de putisimamadre.Mueran los telares y los lápices!
Lo digo con cariño y brindo por los chinijos.
solo los chicos,tan solos los chicos.
Valdi